domingo, 27 de febrero de 2011

¡¡¡Horror!!! (Primera Parte)

Strahd von Zarovich, por Dan Scott
De entre todos los entornos de campaña publicados por TSR, pocos fueron los asumidos para continuar su publicación por Wizards of the Coast. Y con la excepción de Forgotten Realms, que es el más elaborado de todos ellos, sólo dos más (Eberron y Dark Sun) han conseguido hacer su llegada a Cuarta Edición. Hay uno sin embargo, que empezó como una aventura que buscaba homenajear las novelas clásicas de horror gótico inspiradas en el Drácula de Bram Stoker y que se convirtió poco a poco en una fuerza de la naturaleza. "Ravenloft" y su secuela, "House on Gryphon Hill", permitían a los jugadores introducirse en un mundo en el que la fatalidad y la frustración amenazaban cada rincón. Hace poco convertido en juego de mesa, Ravenloft ofrece ciertas herramientas que otros entornos no pueden. ¿Cómo lo hace? ¿Cuál es el negocio? Como dijo Jack el Destripador, vamos por partes.

jueves, 10 de febrero de 2011

Una Flecha no tan Verde

¿Cómo sería Oliver Queen si fuera un héroe en Eberron y no en Star City?

Justin Hartley, como Green Arrow
Hola. Mi nombre es Gonzalo Campoverde y soy aficionado a convertir super-héroes en personajes de Dungeons & Dragons. También soy fanático de Flecha Verde por todas las razones equivocadas. Tanto como Justin Hartley pueda ser una razón equivocada, claro.

Si bien Smallville está transmitiendo la que será su última temporada, los miembros de la Liga de la Justicia tienen también su propia serie de dibujos animados. Soy más fan de Marvel Comics que de DC, pero el ingenio y personalidad de Flecha Verde lo convierten en el candidato ideal no sólo para alcalde de Star City, sino para aparecer como aliado en una de mis campañas, emplazada en Eberron. ¿Cómo lo hice? Como bien dijo Jack el Destripador, "vamos por partes".

sábado, 5 de febrero de 2011

Tierras caídas, Reinos Olvidados

“Essentials” ni es tan esencial ni tan necesaria como podría pensarse

Heroes of Fallen Lands, por Ralph Horsley
A mediados del año pasado, Wizards of the Coast anunció la publicación de una línea de productos diseñados especialmente para aprender a jugar Dungeons & Dragons. Esta línea, a la que se llamó “Essentials”, actualizaría también algunas mecánicas, incluyendo erratas a los productos de Cuarta Edición.

Tengo un serio y personal problema para aceptar el hecho de que me van a republicar el Player’s Handbook. Fue mi primera resistencia a la versión revisada de Tercera Edición, aunque por ese entonces todos estábamos de acuerdo en que habían temas que merecían una seria reingeniería. Cuarta, sin embargo, no tenía ese problema. Y lejos de solucionarlo de haberlo encontrado exagerando temas de balance e interacción con otras mecánicas, Essentials más parece haber retrocedido en el concepto modular que el juego tenía con su nuevo sistema. Es como si me enfrentara a una edición 3.75 (apelativo cariñoso que ya se había ganado Pathfinder, de Paizo).

martes, 1 de febrero de 2011

El Dilema del Ave María

Ser bueno es difícil precisamente porque ser malo es más divertido
Aralim, por Volkan Baga
Esta entrada iba a ser una amplia disertación sobre por qué me resulta tan fácil de creer que Superman y Batman serían terribles villanos sin cambiar demasiado. Y es que a raíz de que El Comercio decidió traernos unas muy notables miniaturas encarnando a lo mejorcito de la DC Comics, muchas conversaciones sobre quién es el mejor super-héroe se vienen desarrollando en Lima la Gótica. Claro, debemos entender que al hablar del mejor en realidad muchas veces las conversaciones degeneran en quién le pega a quién sin temer las consecuencias. Pero entonces, en uno de los párrafos que escribía me topé con una definición que nunca había hecho previamente en este blog: el hecho de que ser bueno es difícil. Y dándole vueltas al asunto me topé con un recuerdo en mi cabecita cada vez más atacada por las canas: los homenajes a Fantasia. Sí, lector, soy consciente de que no me estoy dando a entender muy claramente. Déjame reorganizar mis ideas.